¿Que tipos de comisiones existen en las hipotecas?

A la hora de contratar una hipoteca no sólo hay que fijarse en los tipos de interés, los plazos, y el importe. Hay que tener también en cuenta las diferentes comisiones. De ellas las más importantes son.

Comisión de apertura: Se incluyen los gastos originados por el Banco o Caja al realizar la tramitación de la hipoteca. Suele calcularse como un porcentaje del importe del préstame y es normal cobrarlo cuando se firma el contrato.
Comisión de cancelación o comisión de amortización anticipada. Este tipo de comisión se aplica cuando el cliente desea cancelar parcial o totalmente la hipoteca antes de cumplirse el plazo negociado. Su valor es calculado como un tanto por ciento sobre la cantidad cancelada o entregada a cuenta. Por suerte estos tipos de comisiones tienen establecidos unos máximos. En los préstamos con tipo de interés variable la comisión por amortización está limitada al 1%, miestras que en los préstamos con tipo de interés fijo la comisión puede ser más elevada.
Comisión de subrogación. La subrogación consiste en el traslado de la hipoteca de un Banco a otro, con la idea de mejorar el tipo de interés, y las condiciones. Este tipo de comisión está fijado por ley en un 1%.